Volver a la tienda

Pan de trigo sarraceno y pasas (600g)

9,50

Un pan ideal para tus tostadas mañaneras. El trigo sarraceno (alforfón) te dará la energía que necesitas para pasar el dia y las pasas convertirán cada rebanada en un bocado jugoso con su punto dulce. Ah! y este pan tiene un índice glucémico super bajo! Este pan de trigo sarraceno y pasas te va a encantar.

Para desarrollar al máximo sabor, aroma y valor nutricional, estos panes, se fermentan durante 24 horas a baja temperatura. El trigo sarraceno nos aporta proteínas (contiene todos los aminoácidos esenciales), vitaminas (sobretodo B3), minerales (destaca su alto contenido en magnesio y manganeso), ácidos grasos esenciales omega-6 y fibra.

Consejo: pasa las rebanadas por la tostadora y verás como multiplica el sabor!!

Ingredientes:

Harina de trigo sarraceno ecológica de KM0, harina de arroz (del delta del Ebro), maíz, pasas, plantago ovata, levadura, sal, agua y aceite de oliva virgen extra.

PUEDE CONTENER TRAZAS DE GLUTEN

Categorías: , Etiqueta:

Pan de trigo sarraceno y pasas: pan de larga fermentación elaborado con 3 harinas: harina de trigo sarraceno ecológica de Km0 (origen: Cataluña), harina de arroz (Delta del Ebro), y maíz.

Pan de trigo sarraceno y pasas (600g) ¿Qué nos aporta?

Las pasas destacan por su contenido en fibra y antioxidantes. Son un snack ideal para el control de peso, el buen funcionamiento del sistema digestivo y para regular la presión sanguínea. 

El trigo sarraceno o alforfón es un pseudocereal rico en nutrientes. Tiene tantas proteínas como el trigo (13g por cada 100g), grandes cantidades de minerales (destaca el magnesiomanganeso y fósforo) y niacina, un nutriente del complejo de la vitamina B que ayuda a mantener saludable la piel, nervios y aparato digestivo.

La harina de arroz suaviza el sabor del pan y aporta esponjosidad. Además es rica en selenio, un micromineral antioxidante antienvejecimiento celular.

El almidón de maíz aporta una miga mas abierta y ayuda al volumen del pan. Nutricionalmente nos aporta hidratos de carbonoenergía para nuestro organismo.

Conservación.

Este pan se mantiene en perfecto estado hasta 3 días si lo guardas en una bolsa de tela o papel a temperatura ambiente, aunque con la calor del verano es recomendable congelarlo al dia siguiente de su elaboración. Para descongelarlo simplemente pon la rebanada en la tostadora y te quedará como si estuviera acabado de hornear.