Volver a la tienda

Pan de trigo sarraceno y semillas (600g)

9,50

Pan de tres harinas (sarraceno, arroz y maíz) y pipas (calabaza y girasol). Se fermenta con levadura durante 24 horas a baja temperatura consiguiendo así un óptimo desarrollo del sabor y aroma, mientras aumentamos la digestibilidad del pan.

Consejo: pasa las rebanadas por la tostadora y verás como multiplica el sabor!!

Ingredientes:

Harina de trigo sarraceno ecológica de KM0, harina de arroz (del delta del Ebro), maíz, pipas de girasol, pipas de calabaza, plantago ovata, levadura, sal, agua y aceite de oliva virgen extra.

PUEDE CONTENER TRAZAS DE GLUTEN

Pan de trigo sarraceno y semillas (girasol y calabaza), de 600g y en formato molde. Para maximizar el sabor de este pan, las semillas se tuestan lijeramente antes de introducirlas en la masa.

Pan de trigo sarraceno y semillas. ¿Qué nos aporta?.

Las pipas de calabaza destacan por su alto contenido en ácidos grasos y antioxidantes, ayudando a nuestra salud cardiovascular. Además, contienen una aminoácido llamado triptófano, un estimulante de la producción de serotonina, la hormona del bienestar. Otras propiedades de las pipas de calabaza: favorecen el sueño, regulan el tránsito intestinal, son antiinflamatorias, ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre (tiene un bajo índice glucémico).

Las pipas de girasol son uno de los alimentos que contienen mas vitamina E, un excelente antioxidante que nos ayuda con nuestra salud cardiovascular. Además: reducen la osteoporosis, mejoran el aspecto de la piel, reducen el cansancio, ayudan a mejorar la concentración y previenen la depresión.

El trigo sarraceno o alforfón es un pseudocereal rico en nutrientes. Tiene tantas proteínas como el trigo (13g por cada 100g), grandes cantidades de minerales (destaca el magnesio, manganeso y fósforo) y niacina, un nutriente del complejo de la vitamina B que ayuda a mantener saludable la piel, nervios y aparato digestivo.

Conservación

Este pan se mantiene en perfecto estado hasta 3 días si lo guardas en una bolsa de tela o papel a temperatura ambiente, aunque con la calor del verano es recomendable congelarlo al dia siguiente de su elaboración. Para descongelarlo simplemente pon la rebanada en la tostadora y te quedará como si estuviera acabado de hornear.